Antes de implementar un software educativo o una plataforma de aprendizaje en nuestra clase es normal que los padres y madres tengan una gran cantidad de cuestiones. Aparecen preguntas relacionadas con la logística y también dudas éticas y prácticas. Por eso hoy queremos dar respuesta a las 5 preguntas más comunes de los padres sobre tecnología en el aula e intentar así que el proceso de implementación sea más fácil y cómodo para toda la comunidad educativa.

1. ¿Por qué hacemos esto?

Es normal que la primera pregunta que plantee cualquier padre o madre es la razón por la que queremos implementar una determinada tecnología en el aula. Sienten que van a necesitar aprender muchas cosas nuevas. Saben que se tendrán que adaptar a un sistema diferente y que eso tiene un impacto sobre sus hijos.

Por eso es necesario explicar detalladamente cuál es nuestro objetivo a la hora de escoger y poner en marcha una plataforma educativa. Les podemos contar por qué nos hemos decantado por una opción y no otra. También ayudará hablarles sobre los beneficios que conlleva ese determinado software.

Por último, también es útil recalcar la necesidad de crear ciudadanos digitales que se defiendan en un entorno online. Esas competencias serán imprescindibles cuando los alumnos se conviertan en adultos trabajadores.

2. ¿Los niños no se van a distraer y perder el tiempo?

La concepción de que las tablets y los portátiles son para jugar y no para aprender todavía está muy vigente entre los padres. Por eso es importante mostrarles que la tecnología en el aula se usa de una manera diferente. El software y hardware educativo cuenta con bloqueos de redes sociales y sitios web de entretenimiento. Además, enseñar a usar la tecnología de una manera responsable es una prioridad en la sociedad actual.

¿Cómo enseñar a los niños a usar la tecnología de manera responsable?

3. ¿Cuántas horas las día se va a pasar mi hijo delante de una pantalla?

Antes de implementar cualquier tecnología en el aula es crucial dar a entender a toda la comunidad educativa que el software o las tablets son solo una parte del proceso educativo. Los alumnos las usan para realizar unas determinadas tareas, pero también hay muchas otras que se realizan sin ellas. La tecnología es un complemento del sistema educativo, no un fin en sí misma.

4. ¿Cuál es el papel del profesor en un aula digital?

También existen padres entusiastas de la tecnología en el aula. Les gusta tanto que piensan que pronto todos los profesores perderán su empleo y serán sustituidos por pantallas. Esto tampoco es así, pues el profesor siempre ha sido y será una figura clave en el proceso educativo. Pero el papel del profesor sí cambia en el aula digital, pues el aprendizaje se centra en cada alumno de manera más individual.

El profesor se convierte en un guía que ayuda a los alumnos en su camino y que establece los ritmos y actividades de cada grupo. Ya no es la única fuente de conocimiento y no tiene que pasar horas y horas exponiendo datos que los nativos digitales pueden encontrar online. Ahora el profesor se encarga de iniciar la chispa del debate, plantear reflexiones y ayudar a los alumnos a un nivel mucho más profundo.

5. ¿Los niños aprenderán a escribir a mano y a comunicarse cara a cara?

Otra de las preocupaciones de muchos padres es que sus hijos dejarán de aprender habilidades tan importantes como la escritura a mano. Por supuesto, esto no es cierto y no va a ocurrir en un futuro próximo. Las clases seguirán siendo un lugar en el que comunicarse, discutir, jugar y hacer muchas otras cosas “analógicas”. Solo que algunos aspectos del aprendizaje se volverán más eficientes gracias a la tecnología.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.