Ya no queda duda de que vivimos en el momento en que las TICs están entrando en las aulas. Comenzamos a usar la nube en la clase. Introducimos el uso de las tablets y portátiles en nuestra actividad diaria. Pero internet y las conexiones inalámbricas pueden ser el lugar que eligen muchos para delinquir y hacer daño a los demás. Por eso hoy queremos compartir con el máximo de personas posible estas claves de ciberseguridad que debemos enseñar a todos los estudiantes de cualquier edad.

La ciberseguridad comienza por la información

Probablemente la más importante de las claves de ciberseguridad que debemos enseñar nuestros estudiantes es el propio peligro al que se enfrentan. Virus, phishing y otros términos han aparecido en los últimos años y décadas y todos tenemos que conocer su significado. Solo sabiendo a lo que nos enfrentamos podremos tomar todas las medidas de seguridad necesarias para protegernos.

Un buen antivirus es la primera barrera

Existen antivirus gratuitos muy buenos, como AVG o Avast. Pero si queremos estar realmente seguros debemos invertir en un software antivirus adecuado. Enseñar a los estudiantes la importancia de este software y cómo utilizarlo es una de las primeras claves de ciberseguridad que debemos tener en cuenta.

La atención a los detalles es esencial

La siguiente de las claves de ciberseguridad que debemos enseñar a nuestros estudiantes es que aprendan a mirar mientras usan internet. Para empezar, siempre que reciban un correo electrónico, sobre todo si notan algo sospechoso, deben comprobar el remitente. Si no conocen el email o no les parece lícito, deben saber que nunca han de clicar en enlaces ni descargar archivos. Tampoco deben suministrar nunca contraseñas ni datos personales. Ninguna empresa u organismo oficial las requiere por email precisamente para evitar fraudes.

De la misma manera, es muy fácil fijarse en la barra de dirección para saber si nos encontramos en un entorno seguro. Cuando introducimos información confidencial siempre tenemos que encontrarnos en un entorno https para asegurarnos de que los datos no van a ser interceptados.

Empecemos a crear contraseñas seguras

Hoy en día todos nosotros tenemos cuentas en una enorme cantidad de sitios web. Por tanto, la saturación de usuarios y contraseñas que debemos recordar es real. Eso puede llevarnos a usar siempre la misma contraseña para todos los lugares que visitamos. Este es el error más grande y una de las más importantes claves de ciberseguridad que debemos enseñar a todos los alumnos. Adivinar o piratear una contraseña es mucho más fácil de lo que parece. Para evitarlo, todos tenemos que crear contraseñas fuertes que contengan mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.

Desconfiar y no compartir información confidencial

Los jóvenes son los nativos digitales y se sienten quizás demasiado seguros en el ciberespacio. Esa sensación de seguridad hace que bajen la guardia y que compartan información sensible a través de la red. Esa es la última de las claves de ciberseguridad que debemos enseñar a todos los chicos y chicas. Han de ser conscientes de que entre los miles de millones de usuarios de Internet siempre hay personas que no dicen la verdad sobre sus intenciones. De la misma manera, las conexiones inalámbricas son sensibles al pirateo. En demasiadas ocasiones creemos que estamos en privado, cuando hay muchos ojos mirando lo que hacemos.

La red de redes es un lugar maravilloso para aprender, desarrollarse como personas y dejar flotar nuestra imaginación. Pero también es un lugar peligroso en algunos momentos. Aprender a protegernos es esencial en este siglo XXI cuya historia va a tener lugar quizás por completo en el mundo digital.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.