Una de las habilidades más importantes que podemos enseñar a las nuevas generaciones es a aprender de manera independendiente. Durante siglos la educación se ha basado en que un profesor tiene todo el conocimiento. Ese conocimiento se ha transmitido al alumno de manera unidireccional. Esto ha causado que una vez acabados los años en la escuela, los estudiantes no fueran capaces de seguir aprendiendo por su cuenta. Estaban demasiado acostumbrados a que la información fuera troceada y digerida para ellos.

Pero la aparición de la inteligencia artificial y los cambios sociales que se prevén hacen imprescindible la habilidad de que cada uno aprenda por su cuenta. ¿Y cómo podemos enseñar a aprender? Estas tres habilidades de aprendizaje pueden ser un buen comienzo.

1. Aprender a investigar

Si queremos que los estudiantes sepan aprender de manera independiente, debemos enseñarles a investigar. Para comenzar, es necesario transmitirles las diferentes técnicas que investigación. Desde buscar palabras en el diccionario hasta consultar bibliografía o llevar a cabo búsquedas online, si no sabemos encontrar información, nunca seremos capaces de desarrollar nuevas ideas.

Por otra parte, una vez aprendidas las técnicas de investigación, los estudiantes deben aprender a elegir su objeto de investigación. Elegir un tema es más complejo de lo que puede parecer a primera vista. Es necesario conocer muy bien cuál es el problema y ser conciso a la hora de plantear el objeto de la investigación que solucionará ese problema.

En este caso son los profesores los que deben actuar de guía e inspiración para los alumnos. Ayudar en las lluvias de ideas o descartar las ideas más alejadas del objetivo son solo algunas de las cosas que un maestro puede hacer para enseñar a sus alumnos a investigar de manera adecuada.

2. Aprender a evaluar la calidad de la información

Los estudiantes de hoy en día están expuestos a más información que ninguna otra generación anterior. Viven rodeados de pantallas y de fuentes que les proporcionan piezas pequeñas del mundo que les rodea. Pero esa información no siempre es fiable, completa o presentada en la manera más adecuada. Diferenciar las fuentes fiables de las cuestionables es una habilidad vital.

Aprender de manera independiente también es identificar los bulos, las fake news y los rumores. El pensamiento crítico es importante, pero si pensamos sobre la información errónea, todo nuestro esfuerzo será en vano.

Internet es omnipresente en nuestras vidas. Por eso tanto padres como profesores deben encargarse de la tarea de enseñar a los alumnos a evaluar la calidad de la información que reciben.

Aprender de manera independiente

3. Aprender a aprender de los demás

Hasta hace pocos años nuestro sistema educativo siempre se ha basado en que los profesores han sido la fuente de información y los alumnos la han recibido de manera pasiva. Pero si queremos que los alumnos aprendan a aprender, si queremos que mantengan la curiosidad y sigan adquiriendo habilidades después de salir de la escuela, debemos animarles a que observen a sus compañeros y aprendan de ellos.

Cada alumno tiene un conjunto de habilidades y conocimientos único. Cada uno de ellos también tiene un trasfondo cultural y personal diferente. Observar a sus iguales y adquirir información útil es una buena manera de mejorar como persona y desarrollarse en diferentes aspectos.

 

Estas son algunas habilidades que podemos enseñar a nuestros alumnos si queremos que sepan aprender de manera independiente. Pero seguro que hay muchas más. Si tú también animas a tus estudiantes a seguir aprendiendo por su cuenta, comparte con nosotros cómo lo haces. Cuéntanoslo en un comentario y comparte tu experiencia con la comunidad Innova.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.