Construir un espacio maker en tu centro tiene muchas ventajas para el aprendizaje en diferentes niveles. Se trata de un rincón en el que los alumnos pueden aprender de manera independiente. Es el lugar genial para animarlos a experimentar con diferentes ideas, técnicas y materiales. También es el complemento perfecto para una metodología de aprendizaje basado en proyectos o de design thinking. Pero los Maker Spaces pueden parecer un gasto inasumible o un proyecto demasiado complejo. Por eso hoy queremos hablar de algunas ideas para crear un espacio maker low-cost y al alcance todo el mundo.

1. Pide ayuda a la comunidad

Crear un espacio maker low-cost tiene ventajas para todo el mundo y puede convertirse en una responsabilidad compartida por todo el mundo. Si informas a todos los profesores, alumnos y familiares de alumnos de tu proyecto, es posible que te ayuden en gran medida. Algunos tendrán material que te puedan ceder. Otros podrán conseguir descuentos en productos. Incluso es posible que encuentres un espacio físico que puedas usar fuera de la escuela. Un Maker Space no necesita contar con la última tecnología para ser un lugar de aprendizaje perfectamente útil y divertido.

2. Recicla y reusa materiales y recursos

En muchas ocasiones no nos damos cuenta de todo lo que nos rodea y del uso que podemos darle. Tanto en la escuela como en los hogares de los alumnos puedes encontrar materiales reciclables como cartones y plásticos. Incluso es posible conseguir ordenadores y tablets si encuentras algún negocio local que esté renovando sus equipos.

Al fin y al cabo, un Maker Space tiene como finalidad ejercitar la habilidad de resolver problemas de manera creativa, también para los profesores. Puedes convertir la creación de un espacio maker low-cost en el primer proyecto de tus alumnos.

3. Pon tu espacio maker low-cost en una página de crowdfunding

Un espacio maker es un proyecto fascinante que tiene muchas ventajas, tanto para los alumnos como para la comunidad en la que crecen. Por tanto, habrá muchas personas dispuestas a hacer una pequeña donación económica para ayudar a hacerlo realidad. Plasma tu idea en un escrito convincente y crea un vídeo corto que explique tus objetivos. Cuélgalo en una página de crowdfunding, como Kickstarter o GoFundMe y pide a todo el mundo que done y lo comparta. Si quieres tener un incentivo para convencer a más personas, puedes crear un canal de YouTube en el que subir vídeos de los alumnos realizando los proyectos.

4. Saca partido de la economía de segunda mano

Apps como Wallapop y webs similares pueden ser una mina de oro si estás intentando crear un espacio maker low-cost. Allí puedes encontrar desde equipos informáticos e impresoras hasta mesas sillas y otros objetos útiles para crear tu propio Maker Space. Pon tu creatividad a trabajar y aprovecha las diferentes oportunidades que se te presentan.

Estas son nuestras ideas para crear un espacio maker low-cost. ¿Nos hemos dejado algo? ¿Tienes alguna otra sugerencia para construir un Maker Space con poco presupuesto? Cuéntanoslo en un comentario y comparte tu sabiduría con la comunidad Innova.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.