Si el verano supone casi una temporada idílica para los más pequeños, la vuelta al cole puede llegar a ser todo un reto. Por eso, tras casi 3 meses de vacaciones en los que los protagonistas han sido los juegos, las excursiones al parque, a la playa o a la piscina; os traemos 4 consejos para que esta transición sea un poquito más fácil, tanto para los padres y madres, como para los pequeños de la familia.

 

  1. De vuelta a la rutina.

 

Han sido algo más de 3 meses en los que la rutina de levantarse a una hora concreta todos los días ha quedado prácticamente en el olvido. Así que os proponemos que empecéis con esta práctica unos días antes de la vuelta al cole. Podéis ir regulando la hora a la que levantar y acostar a los niños, para que se den cuenta de que dentro de unos días habrá que levantarse pronto para empezar una nueva etapa y sea así más llevadero.

 

  1. Habla con ellos de lo que va a pasar.  

Los niños son esponjas y, mientras que ir al colegio no debe suponer un disgusto para ellos, la sensación de abandono tras tanto tiempo en exclusiva en su zona de confort puede pesarles y causarles una tristeza innecesaria. Por ello, explícales que van a volver a ver a sus amigos, que van a jugar para aprender y que cada día, después de haber realizado todas sus tareas en el colegio tendrán aun más tiempo para jugar y hacer todas las actividades que disfrutan.

Es esencial que entiendan que ir al cole no tiene porqué ser aburrido, sino que van a descubrir las mejores historias de sus animales favoritos, de cómo han llegado hasta el mundo y ¡sobre cómo hacer cosas por sí mismos! Al fin y al cabo, también es el lugar donde deben aprender a ser un poco más autónomos.

 

  1. Hazlos partícipes de la vuelta al cole.

Cread juntos un calendario de actividades a realizar antes de volver a la rutina, marcado por colores y por las cosas que más les ilusionan de esta nueva etapa: comprar el material escolar, forrar los libros juntos y planear todas las posibilidades que ofrece el nuevo curso serán algunas de las claves.

 

  1. Habla con el profesorado.

Sé consciente de que a partir de ahora, los profesores van a ser quienes pasen la mayor parte del día con tu hijo. De modo que comunícate con ellos y establece una relación de confianza en la que seas consciente de que ellos van a dar lo mejor de sí mismos para que tu hijo aprenda y se sienta en un ambiente seguro.

Además, serán ellos los que te podrán decir si tu hijo o hija tiene algún problema de comportamiento o rendimiento. Debes escucharlos, ya que el comportamiento de tu hijo no tiene porqué ser el mismo en casa y fuera de casa. De modo que confía y comunícate con los pequeños y el profesorado, entre todos hacéis un equipo perfecto para conquistar cualquier meta que os propongáis.

Con estos consejos os deseamos una feliz vuelta al cole. Si tenéis algún truco en particular, ¡compartidlo con nosotros!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.