El nuevo  curso escolar ya está en marcha y tú, como docente tienes nuevos y viejos retos que afrontar. Uno de los más graves y que sigue aumentando es el acoso escolar.

A lo largo de los años el acoso ha ido cobrando, desgraciadamente, más fuerza y formas. El cyberbullying, por ejemplo, es uno de esos factores que hacen que controlar el acoso se haya vuelto una tarea aun más complicada ya que las agresiones ya no se producen solo dentro del aula, sino que también alcanza a las víctimas fuera de ella.

 

Hoy te queremos dejar una de las herramientas que, si se inculca a los alumnos desde su educación más temprana, podría hacer que el acoso disminuya e incluso en un futuro desaparezca: la educación emocional.

 

  1. ¿Qué es la educación emocional?

 

La educación emocional es la técnica que tiene como objetivo desarrollar las competencias emocionales, tales como la inteligencia emocional y la educación interpersonal.

 

  1. ¿Cuáles son los objetivos de la educación emocional?

 

La principal finalidad de la educación emocional es conseguir que tus alumnos consigan un mejor conocimiento de sus emociones, así como la capacidad de identificar las emociones de los que les rodean. Así como ayudar a que todos tus alumnos aprendan a controlar sus emociones y prevenir los efectos perjudiciales de las emociones agresivas.

 

Como consecuencia de lo anterior, el objetivo final será que tus alumnos aprendan a relacionarse con los que los rodean de manera satisfactoria para todas las partes y, además, produciendo no solo una mejora en el rendimiento escolar, sino también una disminución de actos violentos, ya sean verbales o físicos.

 

A continuación, te dejamos algunos ejercicios que podrás trabajar con tu clase:

 

  1. Poner en situación.

Llevemos los ejercicios de role play un paso más adelante y trabaja con tu grupo de alumnos situaciones en las que deberán ponerse en el lugar del compañero. De modo que tengan que describir sentimientos de manera honesta y sin que se sientan juzgados.

 

  1. Trabajo en un diccionario emocional.

 

Todos tus estudiantes podrán colaborar en este diccionario, describiendo emociones y situaciones de manera abierta. De esta manera podrán discutir los aspectos de cada sentimiento y, a su vez, comprenderlos mejor.

  1. Formar vínculos de confianza.

 

De la misma manera en que todos hemos jugado alguna vez a dejarnos caer y que el compañero nos recoja, puedes organizar una actividad que te permita enseñar a los niños a confiar los unos en los otros mientras que se dejan guiar a ciegas por sus compañeros y después cambiando el papel.

 

  1. Ayúdales a valorar lo que ganan y lo que pierden por cada una de sus acciones.

 

Toda acción tiene consecuencia y a veces los más pequeños actúan sin pensar en lo que vendrá después. La idea es mostrarles que sus acciones positivas, sus comentarios amables y que canalizar sus emociones negativas hacia actividades que les reporten algún placer, tanto a ellos como sus compañeros, es muchísimo más agradable que infringir daño.

 

Con estos conceptos te deseamos un año lleno de alegría con tu clase. Si tienes algún truco o consejo para otros profes, cuéntanoslo.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.