Las TICs están tan presentes en las aulas de hoy en día que su uso es inevitable. Prohibir los móviles o las tablets en los colegios tiene poco sentido si estamos apostando por la alfabetización digital y las habilidades necesarias para el siglo XXI. Pero permitir su uso indiscriminado, incontrolado e inconsciente por parte de los alumnos también es una temeridad. Por eso ha llegado el momento de comenzar a educar a los niños a usar la tecnología de manera responsable y productiva.

Educar en Internet es igual de importante que educar en casa y en la escuela

Internet es tan omnipresente que se ha convertido en un entorno más de los muchos en los que convivimos con otras personas. Enseñar a los jóvenes a ser cívicos y responsables en Internet es igual de importante que enseñarles a mirar a ambos lados antes de cruzar la calle o a respetar la integridad física y emocional de sus compañeros.

Si queremos enseñar a los niños a usar la tecnología de manera responsable, el trabajo debe comenzar a la vez en casa y en la escuela. Los alumnos forman su personalidad en Internet y perciben el mundo a través de las pantallas. Por eso el esfuerzo conjunto entre profesores y progenitores es esencial. Solo de esta manera los jóvenes se convertirán en adultos plenos que respetan a sus semejantes y, además, han adquirido las habilidades digitales que les ayudarán a prosperar en nuestra sociedad.

La tecnología es un medio, no una finalidad

Enseñar a los niños a usar la tecnología de manera responsable comienza por darle a la tecnología el valor que tiene y se merece; ni más ni menos. Vivimos en un mundo consumista en el que las marcas se usan como elemento distintivo y las posesiones determinan lo que vale alguien como persona.

Como consecuencia, se hace imprescindible que un niño o adolescente comprenda exactamente qué es un móvil o una tablet, lo que vale y para qué se usa. Si los alumnos creen que poseer el último modelo tecnológico les hará mejores personas o que no estar en una determinada red social les quita personalidad, acabarán por desarrollar una relación tóxica con los elementos digitales.

¿Cómo enseñar a los niños a usar la tecnología de manera responsable?

Por otro lado, los profesores y centros educativos se tiran con mucha ilusión a la piscina de la Educación 3.0 y de las aulas digitales. Es normal que como docentes nos entusiasme usar la Realidad Virtual en nuestra clase o enseñar matemáticas en YouTube, sobre todo si vemos que los resultados de los alumnos mejoran. Pero también es vital no cegarnos por el brillo de las pantallas y tener siempre presente que la tecnología es solo uno de los medios hacia el fin último: una educación completa y de calidad.

Las pantallas ya están en todas partes. ¿Cómo evitamos que los niños se aíslen o distraigan?

La omnipresencia de los elementos digitales es algo indiscutible. Algunos pedagogos ya hablan del fenómeno de las “pantallas niñera“, que consiste en dar tablets y smartphones a bebés desde que nacen para que se entretengan y den un respiro a sus padres. De la misma manera, los profesores se quejan de que los alumnos no prestan atención en sus clases o de que, si la prestan, nada más cruzar la puerta lo primero que hacen es mirar sus notificaciones y redes sociales. Entonces, ¿cómo podemos usar la tecnología de manera responsable alrededor de los menores?

1. Hay un momento para todo

Antes de Internet los niños también se distraían y no prestaban atención. Todos de pequeños hemos preferido jugar en la calle o hacer un puzle antes que estudiar o hacer los deberes. Pero los adultos a nuestro alrededor nos enseñaban que cada cosa tiene su tiempo. Sabíamos que primero iban los deberes, y después los juegos. Sabíamos que no podíamos tener los juguetes encima de la mesa o que había una hora para irse a dormir entre semana.

Lo mismo se puede aplicar al uso de la tecnología. Puede parecer una tarea imposible, pero establecer límites de uso, horarios y recompensas ayudará a que los niños vean Internet y los videojuegos como una parte más de su vida, y no como un entorno completo dentro del que vivir.

¿Cómo enseñar a los niños a usar la tecnología de manera responsable?

2. Usar juntos la tecnología y dar ejemplo son armas muy poderosas

Los padres y algunos otros adultos cercanos son siempre la influencia más grande en la vida de cualquier persona. Nuestros padres nos transmiten valores, hábitos y habilidades y nos enseñan a diferenciar lo que está bien de lo que está mal. Llegados al punto de educar sobre usar la tecnología de manera responsable ocurre exactamente lo mismo.

Padres y profesores deben usar la tecnología de manera responsable delante de los niños y junto con ellos. Dejar el móvil mientras comemos o apagar las tablets si estamos viendo una película en familia son solo algunos ejemplos de comportamientos que podemos “pasar” a las nuevas generaciones.

Además, usar las pantallas codo con codo puede ayudarnos a detectar comportamientos nocivos o material inadecuado para los menores. Es nuestra responsabilidad enseñarles a evitar determinados lugares en Internet y a denunciar comportamientos incorrectos que observan.

3. La “netiqueta”

Comportarse de manera cívica y responsable en Internet igual que lo hacemos en la vida real es lo que llamamos “netiqueta”. Y de nuevo está en nuestras manos enseñarla a los jóvenes lo antes posible. Ocurre demasiado a menudo que la pantalla actúa de escudo y podemos sentir que nuestros actos no tienen consecuencias. Pero siempre las tienen y, en ocasiones, muy graves.

Si queremos fomentar el uso responsable de la tecnología por parte de los menores debemos comenzar por explicar claramente que en Internet también hay leyes, delitos y comportamientos indeseables. Las redes sociales, blogs, webs y foros son algunos de los lugares en que más ocurre el ciberbullying, aunque ésta no es la única amenaza que podemos encontrar.

Al igual que en la vida real, cuando los jóvenes usan Internet deben ser educados y empatizar con las personas que están al otro lado. Y al igual que en la vida real, los menores necesitan aprender tácticas de autocontrol, gestión de las emociones y defensa personal psicológica. Si se ven atacados o heridos online, han de sentirse seguros al contarlo a sus padres y saber que se van a tomar represalias en el mundo físico. Enseñar ciberseguridad también debe ser una prioridad.

¿Cómo enseñar a los niños a usar la tecnología de manera responsable?

Estas son algunas de nuestras recomendaciones que seguir a la hora de enseñar a los alumnos a usar la tecnología de manera responsable. ¿Nos hemos dejado alguna? ¿Qué haces tú para controlar el uso de las pantallas en tu clase o tu hogar? Cuéntanos tu experiencia y compártela con el resto de la comunidad de Innova&Educación.

Una Respuesta

  1. Lara

    Intentar hoy en día que los niños y jóvenes se alejen de internet y de las nuevas tecnologías no va a funcionar. Conviven con ellas en su día a día y deben aprender a usarlas de una manera responsable. Esto debería enseñarse en la escuela, pero contando siempre con el apoyo de los padres.
    Introducir la tecnología en el aula es una gran manera de motivar a los alumnos y hacer que se muestren interesados. Por suerte, esto cada vez se tiene más en cuenta y se pone en práctica.
    Es cierto que puede existir un abuso del uso de las pantallas por parte de los padres, dándoles a sus hijos los móviles para que estén entretenidos desde que tienen meses, cosa que no comparto. Los padres ya a penas juegan con sus hijos, les dan el móvil para que se callen y no molesten. Por esto es importante, además de educar a los niños para que usen las tecnologías de manera responsable, educar a los padres en este sentido.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.