La tecnología en el aula ha llegado, no de visita, sino para quedarse.

Tecnología en el aula

El debate que se está produciendo en los centros escolares en la actualidad es si es recomendable y beneficioso introducir la tecnología en el aula y conseguir que la misma no acabe siendo una distracción para los alumnos.

Es decir, nos encontramos alumnos más motivados y atentos gracias al uso de la tecnología como herramienta de soporte para los contenidos. Pero, por otro lado, tenemos las pizarras, tablets y ordenadores portátiles que pueden hacer que el alumno se distraiga y acabe haciendo otras cosas, descentrándolo del objetivo marcado de obtener las competencias requeridas para aprobar el curso.

 

Pasamos de las pizarras digitales al uso de los portátiles y las tablets.

Hasta ahora la tecnología en el aula era más un recurso para el profesor que una herramienta para los alumnos. Las pizarras digitales son un claro ejemplo y se han convertido en una herramienta para trabajar en clase, exponer el contenido, interactuar con los alumnos a traves del software de la pizarra el cual provee a los docentes de gran cantidad de recursos para dinamizar la clase y hacerla más atractiva.

pizarras-digitales

A partir del uso de las pizarras se ha generado todo un banco de recursos y aportaciones gracias a la generosidad de muchos profesores que han hecho el uso de esta tecnología en el aula un método más de trabajo. Es raro el centro educativo que no dispone de pizarras digitales, si no en todas sus aulas, si en un porcentaje elevado.

En paralelo, las editoriales y empresas de desarrollo como Innova&Educación han contribuido a esta marea tecnológica mediante el aporte de plataformas digitales donde el profesor y el alumno pueden acceder al libro de texto en formato digital y realizar las actividades propuestas, seguir su evolución y evaluar el grado de aprendizaje.

Hoy en día los alumnos acceden a material online a través de plataformas como Moodle, comparten material a traves de repositorios como Drive o Dropbox o aplicaciones como Evernote, y trabajan en grupo con las herramientas de Google para Educación. Los portáiles y las tablets son las herramientas perfectas para realizar todo lo anterior, para el consumo de contenidos, la consulta de información y la ampliación de conocimientos. Como he dicho al principio esto no hay quien lo pare.

tecnología en el aula

Además se están desarrollando aplicaciones para los dispositivos móviles que facilitan el trabajo, no solo en clase, sino en cualquier lugar donde se encuentre el alumno o el profesor. Plataformas como Educa Tab permiten a los docentes crear sus propios contenidos, con libertad, enriquecer la clase y contribuir con sus conocimientos a aportar al alumno material de calidad creado por él mismo u obtenido de las aportaciones realizadas por otros profesionales, además de contribuir a un seguimiento personalizado del alumno. Como podéis ver, se trata de todo un mundo de posibilidades.

 

La tecnología inhibe la creatividad.

Pero nos encontramos también los argumentos que dicen que la tecnología inhibe la propia creatividad del individuo, porque no tiene que pensar, se lo encuentra todo hecho.

Es verdad que muchas de las cuestiones que se realizan con las tablets o portátiles se pueden realizar sin la tecnología, pero también es cierto que llevaría mucho más tiempo. Por ejemplo, para la realización de un trabajo biográfico puedes encontrar la información de variadas fuentes y de manera ágil y rápida, mientras que sin las herramientas tecnológicas posiblemente accederíamos a menos fuentes o nos costaría más trabajo y su obtención sería mucho más lenta, (búsqueda en enciclopedias, diccionarios, bibliotecas, etc).

Además, si no es en el centro educativo, fuera de él, vivimos en una sociedad tecnológica, es decir, la convivencia con dispositivos móviles y la tecnología en general es nuestro día a día, ¿por qué no incorporarlo como algo natural dentro del aprendizaje?

 

Pros y contras del uso de la tecnología en el aula.

Os dejamos a continuación un cuadro de ventajas e inconvenientes recopilados.

PROS CONTRAS
Posibilidad de acceder a más información,fuentes variadas, vídeos, charlas, conferencias, material interactivo, actividades, recursos digitales, herramientas de uso diario, etc. Escasez de infraestructura técnica, tanto eléctrica como de conexión a Internet en los centros educativos.
Aumento de la motivación del alumno, la clase se hace más divertida lo que hace que aumente la participación de los alumnos. Los alumnos se distraen y es necesario que el profesor esté haciendo de controlador. Es el vigilante.
Facilidad para estudiar de forma personalizada. Cada estudiante practica a su ritmo. Favorece la autonomía y la creatividad. Dificultades técnicas. La caida de internet o un fallo en la tablet o portátil hacen que no se pueda seguir con la clase.
Se estimula de manera natural el trabajo en equipo y el compañerismo ya que unos ayudan a otros para hacer que su proyecto salga adelante. Un excesivo número de horas mirando los monitores o pantallas pueden producir fatiga visual.

Esperamos que os haya sido de mucha utilidad este post, os animo a visitar  Tablets en el aula: 10 consejos antes de utilizarlas donde os damos algunas recomendaciones de su uso en clase, y  si queréis hacer algún comentario, bienvenido sea.

Nos vemos en el próximo artículo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.